Agende su cita en WhatsApp: 55 8034 6234

¿Qué es la colitis?

La colitis es la inflamación del intestino grueso que provoca dolor abdominal y distensión (abdomen hinchado) que puede ser intermitente o de manera constante.

¿Cuáles son los síntomas de colitis?

  • Dolor abdominal
  • Evacuaciones con sangre y/o moco
  • Ganas constantes e tener deposiciones (tenesmo)
  • Cambios en los hábitos evacuatorios (diarrea, estreñimiento, evacuaciones normales)
  • Distensión abdominal con exceso en la producción de gases (flatulencias)
  • En algunos casos se puede presentar fiebre y sensación de cuerpo cortado.

¿Cuáles son las causas de colitis?

La causa primordial es desconocida aún, sin embargo se han visto distintos factores que promueven la aparición de los síntomas.

  • El factor genético es importante, ya que aquellos pacientes que tiene un familiar directo con diagnóstico de colitis, tienen un riesgo aumentado de 3 hasta 20 veces de padecer la enfermedad.
  • Las infecciones causadas por virus, bacterias o parásitos son otra causa.
  • Enfermedades Inflamatorias Intestinales (Enfermedad de Crohn, Colitis Ulcerativa Crónica Inespecífica)
  • Falta de flujo sanguíneo (colitis isquémica)
  • Radiación previa al intestino grueso (colitis por radiación)

¿Existen varios tipos de colitis?

La colitis puede deberse a diversos factores, por lo que es importante catalogarla de acuerdo al historial del paciente y en base a eso determinar que tipo de colitis es.

Síndrome de Intestino Irritable:

Colitis cuya causa es secundaria a alteraciones de la motilidad y sensibilidad del intestino en ocasiones influenciada por factores psicológicos, la microbiota intestinal, intolerancias alimentarias, factores hormonales entre otros.

Colitis Ulcerosa:

En ésta, únicamente el revestimiento del intestino grueso resulta inflamado causando un cuadro característico de la enfermedad acompañado con cambios en los hábitos evacuatorios, en ocasiones sangre en las heces, además de dolor abdominal.

Enfermedad de Crohn:

Es una enfermedad que puede afectar cualquier parte del tubo digestivo, desde la boca hasta el ano, sin embargo, cuando llega a afectar sobretodo Colon, ésta puede dar lugar al “Megacolon Tóxico” una urgencia médica que requerirá manejo intrahospitalario y en algunos casos colectomía total (retiro del colon completo) la sintomatología se expresa en muchas ocasiones como colitis que deberá ser estudiada a fondo para determinar el diagnóstico.

Colitis Indeterminada:

En un 15% de pacientes que sufren de enfermedad inflamatoria intestinal no es posible catalogar una colitis ulcerativa de una enfermedad de Crohn debido a que presenta características de ambas, sin embargo el manejo será similar a éstas.

Colitis Nerviosa:

Esta tiene un componente psicológico importante y tiende a prevenirse mediante la modificación de algunos hábitos alimenticios así como con el control del estrés.

Diverticulitis:

Inflamación de cierta porción del intestino grueso en donde se encuentran herniaciones de la mucosa. Aunque los síntomas de presentación pueden ser similares a los de cualquier cuadro de colitis, es importante diferenciarlos de una Enfermedad Diverticular, ya que su manejo y seguimiento es distinto.

Colitis Pseudomembranosa:

Causada por infección del crecimiento excesivo de la bacteria Clostridium Difficile, cuya causa más común es el uso previo inadecuado de antibióticos.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

El interrogatorio minucioso con una historia clínica completa del paciente y el exámen físico suelen bastar para hacer el diagnóstico inicial de Colitis, sin embargo, en pacientes con datos de alarma o síntomas prolongados que no ceden con tratamientos previos, se requiere de realizar algunos exámenes como son:

  • Laboratorios (sangre, heces e incluso inmunológicos)
  • Estudios contrastados (colon por enema, tomografía)
  • Colonoscopía en ciertos casos con toma de biopsia de diferentes segmentos del intestino grueso.

¿Cuál es el tratamiento?

Para tener un adecuado diagnóstico de la enfermedad y evitar complicaciones, se debe acudir con un médico especialista, sobretodo si el dolor abdominal no mejora. El tratamiento va enfocado al tipo de colitis . Por lo general se usan:

  • Antiespasmódicos
  • Antiflatulencias
  • Probióticos
  • Regularizadores del tránsito intestinal
  • Antidepresivos en algunos casos
  • Dieta antiinflamatoria, rica en fibra

Regularmente la colitis es un problema crónico, por lo que es importante que un especialista de seguimiento al paciente y éste haga un cambio en sus hábitos de vida, sobre todo en la dieta. El pronóstico del padecimiento depende en gran medida de la causa de la colitis.

Si tiene alguno de estos síntomas

contáctenos para una valoración médica lo antes posible